Solución constructiva

La casa ha sido diseñada pensando siempre en ofrecer el máximo confort con la máxima eficiencia energética. Así la estructura de la vivienda presenta una doble cubierta que proyecta sombra sobre el habitáculo-vivienda y la terraza consiguiendo un ambiente fresco,   reduciendo el uso de la climatización.

La estructura consta de perfiles livianos de madera de Abeto Rojo procedente del norte de Alemania. La madera exterior está protegida de la acción de los elementos por una pintura especial, respetuosa con el medioambiente. La estructura está diseñada para ser erigida rápidamente por dos operarios  utilizando uniones atornilladas de fácil conexión. Todas las uniones y elementos metálicos exteriores están galvanizados previniendo así la oxidación.

Vista Interior

Vista Interior

Las paredes se componen de paneles modulares de material compuesto con gran capacidad aislante. Estos paneles Sándwich de 50 mm de espesor constan de un alma central de poliuretano expandido y dos capas exteriores de metal lacado que aportan resistencia estructural y aíslan de elementos externos como el agua.

La casa tiene una superficie total de  42,5 m² de los cuales 9,5 m²  corresponden a terraza y el resto, aproximadamente 33 m²,  a interior. La vivienda en la actual configuración, consta de una gran habitación divida en dos espacios salón y dormitorio. Desde el salón se da acceso a un pequeño baño equipado con lavabo, ducha y váter. La cocina es abierta y accesible a través del salón.  Finalmente la habitación técnica alberga todos los equipos de energía y agua.

La casa en la presente distribución está destinada a albergar a dos huéspedes como casa de recreo aunque puede ser reconvertida en estación de salud, casa guardabosques o vivienda habitual para una familia.

La vivienda fue concebida para poder ser erigida en un tiempo mínimo en cualquier punto de la tierra. Así todas las piezas están pensadas para poder ser transportados en un contenedor naval de 20 pies.

Plano de planta

Plano de planta